Jugadores de primera y de segunda

Otra vez delante de una pantalla. Otra vez pensando en voz alta. Otra vez al descubierto. Pero siempre en caminando por la vida, ¿Por la misma vida? Todo parece haber cambiado.

En todos estos momentos mientras caminaba, mientras vivía, aprendí a cuestionarme lo que ya había aprendido; pero solo recientemente aprendí a cuestionarme sobre aquello que me cuestionaba, sobre aquello que hacía de bandera de mi pensamiento, de un razonamiento que pretendía ser crítico y radical, sobre aquello que realmente siento lejos de la racionalidad.

Bajando de las reflexiones idealizadas al terreno real, al terreno de los mortales. Siempre he pretendido estar de la parte de quien quizás más lo necesita (de los estudiantes, las mujeres, los niños, los gitanos, los migrantes…) en la investigaciones y en la vida en general. Hasta aquí ningún problema, demasiado fácil hablar del empowerment.

El conflicto surge cuando de repente te ves identificado en uno de esos colectivos que tu siempre has considerado “igual de valiosos” y sientes que quizás por pertenecer a esa diversidad no eres capaz de formar parte de forma plena de la vida de la que fuiste protagonista en el algún momento.

El gran problema viene cuando sientes que juegas en segunda división y anhelas tu puesto en primera, viene cuando te das cuenta que eres preso de las categorías que tu misma estructuraste cuando estabas en el lugar privilegiado y ahora te ves ahogada por ese sistema.

Nunca fui consciente de que existían ( o yo había creado) diferentes divisiones cuando pertenecía a la primera, pero fui automáticamente consciente de ello cuando baje a la segunda, fui plenamente consciente de que en algún momento estaba del lado de la élite, de la jet set que no es otra que el mundo académico (según mi parecer en aquel momento).

Nada más ser consciente de esas divisiones me sentí incomoda con ellas. Muestro una oposición abierta a las divisiones pero no tengo muy claro si es por revelarme bruscamente hacía la violencia simbólica que me ejerce la presión hacía ser empujada hacía lo hondo en un segundo plano pero romper el sistema, esperando a poder invertirlo de nuevo, o es realmente el deseo de romper con divisiones absurdas que aunque no quieren hacerlo valoran más unas formas de pensar, sentir, entender, actuar…

Soy consciente de que el conocimiento es construido socialmente de forma situada. Pero para mi el descubrimiento de las divisiones ha provocado que se tambaleen las bases sobre las que sienta mis impulsos inconscientes, mi motor de vida, mis sentimientos… Mi escasa concentración y unas capacidades cognitivas dormidas (o desaparecidas) me han devuelto una bofetada en el academicismo que estaba construyendo muy merecida y necesaria, una bofetada que me recuerda que quizás deba/debamos dejar de inventarnos el mundo de los demás y comprender los principios y esquemas básicos sobre los que miramos los mundos de los demás y los nuestros propio.

¿No era real la realidad que veía?¿es real la realidad ahora? Tal vez si. Tal vez no. No pretendo resolver a esa pregunta, solo sé que esta perspectiva ahora es más humana, menos robótica está llena de sentimientos, de significados contrapuestos.

Anuncios

Días de colores

Los hay de diferentes tipos, olores y sabores, también de distintos colores y tamaños. Cada uno siente el suyo (los suyos) son personales e irremplazables. Los hay muy pequeñitos y no huelen a nada, son muchos colores que salen repentinamente de una caja de Pandora, colores que se enmarañan en tu mente enredándolo todo y no dejándote pensar. Son colores que te hacen vibrar, flotar, que te devuelven a la infancia hasta el punto de no saber si eres niña o adulta, colores que te confunden y te agitan, que no te dejan estar quieta tan solo un segundo, que te hacen imaginar las más disparatadas ideas, desde convertirte en los personajes más insospechados como el capitan cavernícola hasta transformarte en 101 animales.

Es una sensación agridulce, los momento de disfrute de los que no eres consciente, los momentos de juego, se entremezclan con la poca coherencia que queda en ese momento, sufriendo por no poder tener una conducta “normal”, recriminan a la parte enferma, pero esos momentos de coherencia vuelan y reaparece de nuevo esa sensación de sumo bienestar.

Los colores poco a poco se desvanecen, ellos solos y en la dura lucha contra ellos, afortunadamente personas que han pasado por lo mismo son capaces de ayudar a que una goma de borrar vaya haciendo que la intensidad de las vivencias baje; el autocontrol del movimiento, la ausencia de estímulos, o el contrasentido del desempeño de la vida académica con esa niña que juega ajena a las normas sociales, salta, gatea, chilla, rie e incluso vuela… Esas consciencias hacen que bajes a la realidad.

cuando las cosas se vuelven difíciles

¿por qué yo? Me he preguntado tantas y tantas veces mientras se me empañan los ojos ¿qué he hecho para merecer esto? Nada, es lo que la vida me tenía preparado; quizás para que me diese cuenta de lo afortunada que soy, de que el amor y la amistad son incondcionales; quizás para que comprendiese mejor la vida, el sufrimiento y la alegría.

A veces pienso que mi vida se ha truncado, que la enfermedad mental no me deja vivir; sin embargo quizás sea esto lo que me enseñará a vivir, a disfrutar los pequeños momentos, a que la vida no es solo trabajo, a que la tesis no es solo mi vida, a que hay algo más.

En ocasiones pienso que desde que enfermé he vivido stand by, en un periodo en blanco, o mejor dicho en rojo y negro, en sangre y abismo. Pero cuando soy capaz de pensar un poco más allá me doy cuenta de todo lo que he aprendido sobre mi, sobre mis compañeros y compañeras del centro; a veces desprecio este aprendizaje, rechazo el haberlo experimentado, pero sé que me ha hecho cambiar muchas cosas en la vida: a comprender, a empatizar, a ser más sensible con los y las demás,a tener paciencia, a saber que los problemas no son el fin del mundo.

Estoy cansada de bajar a los avismos más profundos y después subir al Everest, de ver que mi vida es una montaña rusa sin frenos. Sé que es algo pasajero, que aprenderé a controlarlo y que tengo los mejores terapeutas y psiquiatras que jamás habría soñado que existieran, y los y las mejores acompañantes de viaje. La impaciencia me hace olvidarlo en ocasiones y la desesperanza me aturde, a veces necesito que alguien me recuerde que puedo, que podemos.

También me pregunto hasta cuándo, cuánto durará esta pesadilla de amargura y euforía. Durará el tiempo que necesite en aprender, en conocerme a mi misma, durará el tiempo que necesite durar simplemente eso; en este camino no hay prisas. Es un viaje a ítaca, no solo importa cuándo llegue sino lo que me lleve del camino, que no siempre es fácil. Es cuesta arriba, tiene piedras que resbalan pero es en los caminos duros donde más se aprende, sin embargo no puedo hacerlo sola, os necesito.

RASGO por Carlos Serrano Hermo

Revolución interna, poética y política. Sin duda son los tres “rasgos” que mejor definirían al autor, Carlos Serrano Hermo, que bajo el inmejorable título Rasgo, nos muestra pedacitos profundos de su mundo, pedacitos que definen su ser.

Pensamientos, sentimientos y emociones que se argumentan con una estética que te traslada a su propio cuerpo, a sus propios ojos; que te hacen sentir, mirar, incluso llegar a acariciar los momentos que narra – “para la alegría y la pena del poeta”

Tanto la revolución amorosa como la revolución política son abordados desde una exquisita sensibilidad que te hace vibrar, tanto con los puntos álgidos como bajos de las misma. Aunque cierta es la tendencia muy optimista al respecto de la revolución política, algunos incluso dirían que excesiva; excesiva o no, cierto es por seguro que ese optimismo es un rasgo propio de este activista no solo literario.

Es uno de esos libros que no basta con leer una vez, uno de esos que es bueno tener a mano para reeler los pedacitos que regresan a tu memoria y descubrir en ellos nuevas esencias y significados. Sin duda es una exquisita selección de los versos del poeta, que pueden encontrase en mudosordociego.blogspot.com, web desde la que es fácil contactar con él mismo para adquirir esta pequeña pero sin despercio selección a un precio mucho más bajo del valor real de los versos que contiene.

informe caso Asamblea Plaza del Carmen, Granada – 15M

Por fin consigo colgar el informe del estudio de casos de plaza del Carmen; esperando que podamos discutirlo, me encantaría que comentaseis todo aquello con lo que no estáis de acuerdo o de lo que tenéis otra visión para discutirlo y enriquecer el informe.

Muchísimas gracias por anticipado.

estudio de caso granada-1

¿Unilandia o CircoUniversidad?

http://www.unilandia.es/unilandia/que-es-unilandia.html

¿Este es el modelo de universidad ajena a los problemas de la sociedad y de la universidad misma que queremos fomentar (eso sí uno con mucha fiesta pero sin pensar demasiado)?, ¿Cuánto dinero ha puesto el Ministerio de Educación (directa o indirectamente al ceder espacios) mientras las universidades tiemblan por los recortes? Todo vuelve al modelo de pan y circo, y cuando no hay pan más circo…

“queremos dar las gracias a las diferentes entidades, univerisdades, asociaciones, empresas, discotecas, pubs y otros locales que apuestan por que la universidad y la diversión caminen de la mano, siempre y cuando tengamos un comportamiento responsable.” Personalmente, yo preferiría dar las gracias a las empresas (incluidas discotecas y pubs…) si se mantuviesen al margen de la gestión de las universidades por el bien de la autonomía Univesitaria…

“Unilandia es mucho más que un festival con feria de stands, conferencias, actividades, atracciones, conciertos en una gran ciudad universitaria dentro de su Estadio Olímpico. Eso sólo es la parte más simple. Un truquillo para asegurarse de que se llena. Lo realmente importante, el núcleo de la cuestión, es demostrar que si un estudiante “loco” con melenas acompañado de un equipo que no supera los 20 años de media, puede llenar estadios (no es el primero), cualquiera de vosotros puede conseguir todo lo que quiera”

Muy bien reunir a tantas personas, toda iniciativa de participación es loable pero, ¿Y después qué? No estaría de más defender esa universidad pública que se tambalea mientras miramos hacia otro lado… tampoco creo que se trate de que cada estudiante “loco” con o sin melenas y su equipo monten cada uno su chiringuito sino de que seamos capaces de una maldita vez de olvidar los egos y trabajar juntos por un objetivo común que en un momento como este no debería ser otro sino la defensa de la universidad pública…

Creo que un evento en el que hay más castillos hinchables que actividades culturales y sociales no se asemeja a la participación y compromiso estudiantil que la Universidad pública necesita. Tampoco considero que los valores sexistas de sus concursos sean bajo ningún punto de vista defendibles dentro de la universidad: ¿de verdad puedo elegir en el concurso “foto pijama” entre las categorías pijama anti-morbo, sensual, deportivo, transparente, más decorado, del abuelo, original, más ligero…?¿Tiene que ser mi pijama como los que aparecen en la foto estereotipada de abajo? Claro que si aun no has acabado de denigrarte aún puedes presentarte al concurso “foto estudiante sexy” o olvidar la función de las bibliotecas como espacios de cultura, trabajo y reflexión y apuntarse al concurso “Foto en la biblioteca: Haciendo miraditas, estudiando con pose sexy, en grupo, enterrados en libros, etc…

“a partir de este 25 de octubre pasaremos cada año de estar tristes porque acaba el verano, a desear que empiece el curso para celebrarlo a lo bestia en un estadio lleno”;  y a partir de septiembre de 2012 pasaremos a no poder pagar nuestras matrículas con tasas desorbitadas, pero no pasará nada porque aunque no podamos pagar nuestras tasas si podremos seguir “celebrándo a lo bestia” nuestra estancia en las colas del paro.

No defiendo que debamos olvidar las fiestas, argumento que un “festival nacional universitario” -si quiere llamarse Universitario- , debería al menos tener un objetivo algo superior a llenar un estadio. “El acontecimiento universitario más grande de la historia de España” no será el Estadio Olímpico de Sevilla, sería que toda la comunidad universitaria saliese a la calle a negarse al gran ataque a la educación pública, a recuperar su función social y, oponerse a los recortes de derechos social; sería recuperar y públicamente sus espacios como espacios privilegiados de pensamiento crítico.

P.D: Mi más sincera enhorabuena al Jack Sparrow que diseñó el cursor del ratón con forma de medusas, espaditas, sirenas, cañones y demás motivos piratas… Está bien no perder la creatividad en la Universidad, quizás solo haga falta emplearla de forma un poco más útil.

¿Qué nos cuentan, qué queremos saber? un análisis crítico de informes sobre nuevas tecnologías

Hace unos días David y yo presentamos en el CIMIE 2012 (Congreso Internacional de Multidisplinar de Investigación Educativa) el inicio y las primeras conclusiones de una investigación que estamos llevando a cabo sobre los informes realizados en los últimos años en España en relación a las redes sociales, sociedad de la información y la comunicación y su impacto en la construcción de la juventud y la ciudadanía.

Os dejo la comunicación y el prezi que presentamos en el Congreso, como no, todo bajo licencia Creative Commons.

PDF de la comunicación:

¿Qué nos cuentan, qué queremos saber? un análisis crítico de informes sobre nuevas tecnologías?

Prezi:

http://prezi.com/esjcmi1xl9qw/informes-sobre-nuevas-tecnologias/